04 octubre 2015


La indiferencia es un sentimiento o postura hacia algo o alguien caracterizado por no ser ni positivo ni negativo, intermedio entre el desprecio y el aprecio; y relacionado con la apatía. Es el estado de ánimo en que no se siente inclinación ni repugnancia hacia una persona, objeto o negocio determinado. Es un error que conduce a la insensibilidad, la frialdad emocional y el insano despego psíquico, desembocando en la paralización de las más hermosas potencias de crecimiento interior y autorrealización. Como parte de la condición humana, se espera que las personas tengan empatía y puedan relacionarse con los demás. En este sentido, la indiferencia es la negación del ser, ya que supone la ausencia de creencias y motivaciones. Quien es indiferente no siente ni actúa, manteniéndose al margen.

1 comentarios :

Es lo peor y lo que más duele, la indiferencia. Líbranos Señor de ella!
Un abrazo!

Reply

Sepamos ofrecer lo mejor de nosotros. Bienvenida la crítica, acompañada siempre de la cortesía.