28

2 comentarios:

  1. Más de uno se ha hecho un cacao con lo que es la autoestima entre los católicos, en su afán de huir del egoismo, el narcisismo, el orgullo... cuando la sana autoestima no tiene nada que ver con eso.
    Quién no se ama a sí mismo se falta a la caridad a sí mismo, y además está incapacitado para mar a los demás.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.