616 - Transmitiendo felicidad

septiembre 13, 2015

Procura hacer cada día algo que aumente la felicidad de alguien. Una de las cosas más bellas es ser sembrador de alegría. La alegría es la música del alma. El hombre alegre es feliz y hace felices a los demás. La alegría nace de la paz del alma, de la paz interior, del deber cumplido y de sentirse útil a los demás.

El mayor servicio al prójimo es llevarle alegría. Un semblante sonriente y un alma alegre transmiten felicidad. El que comunica alegría, da ánimos, y dar ánimos es un modo de amar. La mejor manera de amar es pasar por el mundo haciendo el bien. Es lo que hizo Jesucristo.
P. Jorge Loring

1 comentario:

  1. Es verdad!!! Cuanto bien hace comunicar alegria!! Aunque solo sea una buena sonrisa al saludar ya, en si mismo, tiene propiedades curativas.

    Un beso! Gracias Angel!

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.