35

2 comentarios:

  1. No se puede amar sin alegría.

    Un cariñoso saludo :)

    ResponderEliminar
  2. Qué razón tienes Ángelo. Debemos pedir la alegría, es tan necesaria. Al menos sabemos de dónde vien, quién la da, que es real y posible tenerla. No es poco .... pero se nos olvida.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.