605 - Obrar de otra forma

septiembre 01, 2015

Dame, Señor, una buena digestión
y, naturalmente, dame algo que digerir.
Dame la salud del cuerpo 
y el buen humor necesario para mantenerla.

Dame, Señor, un alma santa 
que guarde el recuerdo de todo lo que es bueno, bello y puro, 
para que, al ver el pecado, no me asuste, 
sino que encuentre el medio de arreglar las cosas.

Dame un alma que no conozca el aburrimiento 
ni la murmuración, quejas o lamentos, y no sepa gemir ni suspirar, 
y haz que no me inquiete, ni de importancia 
a eso tan embarazoso que llamo "yo".

Dame, Señor, el sentido del humor; 
dame la gracia de saber aceptar las bromas 
para que pueda sacarle a la vida un poco de alegría 
y la haga participar también a los demás
Santo Tomás Moro (1477-1535)

4 comentarios:

  1. Qué bueno!!!
    Va directo al meollo de la cuestión.... Jajaja!!
    Así da gusto rezar!!!
    Yujuuuuuu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Noelia, un gran santo el que compuso tan bella oración. Este mundo necesita mucho de ella. Un abrazo

      Eliminar
  2. Me ha encantado. Sencilla y certera! Gracias por compartirla
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Emma, te invito a leer un día la biografía de Santo Tomás Moro, un hombre realista, coherente con su fe y de un buen humor contagioso. Besos

      Eliminar

Con la tecnología de Blogger.